Esperanza con olor a cafe

Sorbo a sorbo, te me vas olvidando, pretendo hacer que tu recuerdo quede archivado como expediente en dependencia pública, hasta abajo. Por unos momentos consigo navegar en los tranquilos mares de mi cotidianidad y en las turbulentas aguas de mi función profesional; con aroma de café  penetrando mi conciencia y el néctar de sus granos prefiero hacerme a la idea que el amor es solo una invención de los sentidos, que ese todo que te forma puede ser remplazado por  otro “otro” que te supla; que tu suplente me mire como me mirabas, que me bese como sólo tú lo hacías,  que me abrace como me ahorcabas y sobre todo, que me ame como me amabas.
Y con cada sorbo me voy dando cuenta que ni te puedo olvidar, ni te puedo suplir; que lo mas sencillo es creer que te has ido para siempre y que tu presencia solamente será una evanescente figura que así como llego, así se irá, dejándo  tras de sí, solo el aroma de lo que nunca pudo ser un verdadero aroma de café en mi alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s