Hilitos Purpura

Hilitos purpuras ya no brotan de la herida; sólo punza colorada y en brinquitos acompasados. Como si ella me hubiera olvidado de un de repente y yo no pudiera olvidarla; pero ya no brotan de ella hilitos de dolor, no refrescan como antes.

Si te quisiera, como siguiente paso me enamoraría de tí y no podría dejar de escribir hasta que las yemas de los dedos pidieran tregua a unas teclas ya sin letras y sin sentido; pero el desconsuelo del dolor me detiene. Por eso sigo amando a la que se fue y ya no es, y omito hacerlo contigo, porque sé que el amor entre tú y yo será más cauto y razonado, más de razón y menos de corazón. Al menos ella me enseño que la razón de la sin razón es la que a la razón desfallece, y que sin poema de por medio seguirá sin amarme, y quizá tampoco yo lo haga.

Ni escribir bonito, ni pintar sobre el papel, ni nubes de terciopelo, ni azahares en el pelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s