Omnipresencia

Te encuentro en la cara de todas las que pudieras ser tú y en ninguna de estas te encuentras. Rompes las reglas de la ubicuidad y al mismo tiempo te encuentro en dos caminos  contrarios que instantáneamente me devuelven a la serenidad de saber que no eres tú.

Desde mi torreón te busco y en todos lados te encuentro, sentada en jardineras, caminando en cien pasillos, hablando por teléfono con cientos de enamorados con los que sí conversaras de lo que nosotros nunca hablamos.

En la soledad del pensamiento te hablo de lo que pudimos ser y no somos, del remanso que te llevaste al partir y de la fuerza del huracán en el que me tocó remar desde el día que bajaste de nuestro barco.

 La fortaleza que me forjó después de los días sin ti son los pilares que me sostienen y no me dejan encorvar en caso de que fueras tú la única entre las miles en que te veo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s