Juego de dados

No te quiero escribir y estoy tecleándote mis sueños. No creo que te interese leerme y anhelo que descifres mi pensamiento del papel que dejo en tu mano.

Mi poesía escrita en tu cuerpo de ninfa alabastrina y yo tan tímido para pedirte que disfrutes mis roces que vienen entrelíneas; que difícil es decirte todo lo que te deseo a mi lado, cuando todas las noches rozas unas caderas que no son las mías.

Es como un juego en el que pienso que estamos involucrados los dos. Donde yo creo que ambos seguimos las mismas reglas, pero que, existe la posibilidad, de que tú ni siquiera hayas tirado los dados.

Eres un expolio de una guerra en la que nunca pensé liarme; eres un sainete en mi vida llena de enrevesados. Y aún así creo que estoy en ciernes de amarte sin querer hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s