Y dónde la hallaré…

París, Madrid, Milán, Tokio… dónde más pueden caber estos huesos que no encuentran en su tierra un hombro que soporte el peso de su vanidad y sus ideas. Mi Maga, busco a mi Maga, ¿dónde la hallaré? No lo sé. Sólo la paciencia dejará las migajas que deba seguir la que mis desplantes desarme.

¿Sabes cuándo volveré a escribirte?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s